sábado, 21 de febrero de 2009

Los Diplomados y Licenciados Universitarios

En consonancia con el Plan de Bolonia y con el Espacio Europeo de Educación Superior, pero sin hacer ninguna mención a ellos, sino a la crisis por la que estamos pasando, el Ex-Presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, da una visión de los alumnos del siglo XXI.

Coparto con él la idea de que nuestros alumnos cuando terminan la Universidad se creen que por disponer de un título universitario ya tienen o deben tener un puesto de trabajo acorde a dicha titulación, si bien terminan ejerciendo una función laboral que en muchas ocasiones se aleja (hasta el infinio y más allá) con la formación recibida.

Estoy totalmente de acuerdo con que el universitario titulado no debe salir a buscar un empleo (pidiéndo), sino más bien esa búsqueda de empleo se debe hacer ofreciendo; ofreciendo capacidades, destrezas, ..., debe ofrecer un valor añadido.

Pero claro, esto no se puede hacer con la universidad que tenemos donde en realidad la gran mayoría de los docentes solo están interesado en que sus alumnos sepan muchos contenidos de tal o cual materia. Implica un cambio de actitud por parte de la institución universitaria, que parece que se dará con el EEES; si bien estoy más que cansado de orir a muchos docentes universitarios decir "esto del EEES es lo mismo que hacemos ahora, cambiar de créditos LRU a crécitos ECTS", y así vamos por mal camino.

Y además, se precisa un cambio de actitud del alumno universitario que debe de pasar de mero espectador en el aula universitaria a ser un sujeto activo, a crear su propio conocimiento y a adquirir una serie de competencias y destrezas que deben ser guadas por los profesores. Implica un cambio de mentalidad y una nueva forma de trabajar para todos, docentes y estudiantes.

¿Lo conseguiremos? Espero y deseo que ocurra este cambio, a pesar de las miles de dificultades que están apareciendo alrededor de estas cuestión de Bolonia por parte del propio Ministerio y de las propias Universidades que quieren que a coste cero, es decir, sin dedicar ni un duro (bueno, ni un euro) para mejorar la docencia universitaria.

Un ejemplo sería que en unas instalaciones abandonadas que durante los años 60 habían sido dedicadas a la atención de enfermos quisieran ahora montar un hospital con los últimos avances, eso sí, sin modificar las infraestructuras y sin invertir en nuevos aparatos y con el mismo personal con el que funcionaba en los 60. ¿Imposibles? Pues claro, es imposible poder hacer algo nuevo siguiendo patrones antiguos y eso es lo que quieren hacer en el ámbito universitario.

Solo me queda recordar que la educación, a la que todos los políticos dicen que es algo prioritario y que es muy importante, es la primera que sufre recortes (por parte de cualquier partido que gobierne) y ya no pensar lo que harán en tiempos de crisis como en los que nos encontramos.

Podríamos seguir hablando de este tema, pero seguiremos en otro momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada